sábado, 19 de julio de 2008

JAVIER GARCÍA-SOLERA VERA. AULARIO III

Este proyecto para la Universidad de Alicante busca la disolución de los límites entre espacio interior-exterior y el esponjamiento de ese margen de transición. Pretende romper la tensión entre ambas situaciones estableciendo una continuidad natural que la arquitectura acote sin imponer límites. Se instala en un solar marginal situado en el extremo sureste del campus, aislado y rodeado por una vía de intenso tráfico y grandes playas de aparcamiento, y deberá garantizarse por sí mismo lo que al resto de edificios les viene dado por su situación en la ordenación general del campus: zona verde, espacio exterior, aire, luz y un ambiente propicio para su uso.
El Aulario genera en su interior-exterior una gran zona verde en la que establecerse, con la que mezclarse. Allí las transparencias, reflejos, luces y sombras, llenos y vacíos, incorporan un sentido del tiempo al espacio definido. Construido aprovechando un pilotaje existente, desarrolla un esquema estructural que le libera de la trama de apoyos y le permite disponerse sobre el suelo con una mayor libertad de forma. Esto deviene un sistema de muros y losas que generan una construcción que se protege suficientemente de la contaminación producida por aparcamientos y vías rodadas y se abre al norte-sur, y sobre sí misma, en completa y continua transparencia.
Se piensa como una gran arboleda en la que se intercalan siete pabellones que flotan sobre el terreno dando forma a una arquitectura que envuelve y acompaña sin cobrar protagonismo. Una arquitectura donde lo exterior-interior se ha tornado un todo continuo que necesita de la incorporación urgente de la vida para alcanzar a ser. El breve plazo de proyecto y de construcción determinó una solución técnica general basada en la claridad y facilidad de montaje y puesta en obra, en la que los sistemas y materiales permitan una convivencia mutua independiente sin complicados compromisos de encuentro físico entre ellos. (Fuente: Via Arquitectura)
AULARIO III, UNIVERSIDAD DE ALICANTE (2000). Javier García-Solera

2 Comentarios:

Blogger pasajero dijo...

Es un gran aporte a la arquitectura actual la obra de Javier, mi facultad lo trajo a mostrar su trabajo acá en chile como profesor invitado y hasta hoy sigo mirando y admirando sus proyectos, tanto en sus estrategias como en sus detalles constructivos.
el corrigió mi proyecto de aquel semestre y tubimos una conversación de pasillo sobre Arne Jacobsen.
saludos a javier.

17 de julio de 2009, 20:41  
Blogger Álvaro García dijo...

pasajero - Siento el retraso en la respuesta. Coincido contigo en que la obra de Javier es un gran aporte a la arquitectura de hoy en día, aunque bien es cierto que tiene unas obras mejores que otras. Yo también tuve la ocasión de conocerlo hace algunos años y los comentarios que me hizo entonces -y en ocasiones posteriores- me han ayudado mucho a la hora de formar un criterio sólido sobre la arquitectura y sobre la profesión de arquitecto.

20 de diciembre de 2009, 20:48  

Publicar un comentario

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Home