martes, 7 de octubre de 2008

GORDON BUNSHAFT. LEVER HOUSE

Gordon Bunshaft nació en 1909 en Buffalo, Nueva York. Se graduó como arquitecto en el Massachussets Institute of Technology, ganando numerosos premios durante su carrera, de entre ellos la beca MIT Honorary Travelling y la Rotch Travelling, con las que viajó por toda Europa desde 1935 hasta 1937. Tras su retorno a los Estados Unidos empezó a trabajar la oficina de Nueva York de la firma Skidmore, Owings & Merrill, donde permaneció hasta 1942. En 1946 volvió a ingresar en S.O.M. después de servir en el cuerpo de ingenieros de ejército de los Estados Unidos. Fue galardonado con un gran número de premios como el Brunner Memorial, la Medalla de Oro de la American Academy and Institute of Arts and Letters en 1984, la Medalla de honor de la división de Nueva York del American Institute of Architects y el premio Pritzker en 1988. Murió en 1990 en la ciudad de Nueva York.

Bajo la firma de Skidmore, Owings and Merrill, Bunshaft colaboró con muchos artistas en sus proyectos, como Isamu Noguchi, al que encargó alguna de las más importantes esculturas y jardines de sus principales edificios. Sus cuarenta años proyectando obras maestras de la arquitectura, no sólo la moderna, demuestran una comprensión de la tecnología y los materiales que no ha sido superada. De entre de los proyectos realizados por Bunshaft se encuentran los premiados Chase Manhattan Bank y la Lever House.

La Lever House se encuentra en Park Avenue, entre la 53th y la 54 th street de la ciudad de Nueva York. El programa original exigía la construcción de un edificio para alojar la sede central de la compañía y empleados. El programa era claro, oficinas administrativas y dirección, auditorio, comedor, recepción, servicios auxiliares y un aparcamiento subterráneo. La normativa relativa al solar obligaba a retranquearse a partir de la planta décima y limitaba el aprovechamiento al 25 % a partir de dicha planta. Para mantener el volumen de la torre se decidió retranquearla y aplicar dicha edificabilidad desde el arranque a partir de planta primera.

En planta baja , en vez de disponer un vestíbulo y una zona comercial, Bunshaft proyectó espacio abierto con una columnata, accesible desde la calle, con un patio arbolado de modo que tan solo una tercera parte de la planta baja es interior. La primera planta se encuentra encima a modo de basamento, con sus tres fachadas alineadas a las tres calles del solar. Por su parte la torre, de tan sólo 16 m de anchura y 24 plantas de altura se sitúa perpendicular a Park Avenue y en posición asimétrica, dejando el lado sur libre para el asoleo del patio. La fachada se resuelve con una subestructura de perfiles de acero y paneles de vidrio.
Desde el punto de vista formal, destaca la tensión entre el volumen de la torre y el cuerpo bajo elevado sobre el suelo, la continuidad entre la calle y el espacio propio del edificio en planta baja, el vacio del patio y el rotundo volumen construido, su elegante muro cortina con franjas opacas y transparentes, la terraza jardín del cuerpo bajo y la serena finalización del edificio en su coronación. Por otra parte, fue una de las primeras torres construidas con cerramientos de vidrio y destacó tanto por su novedad como por su esmerado diseño.

Recientemente, el edificio ha recibido una puesta a punto, manteniendo sus valores originales e incorporando el proyecto,no realizado en su día, del mencionado artista Isamu Noguchi para la plaza interior así como la novedad de disponer exposiciones de arte moderno y contemporáneo en el zaguán principal. Las referencias de este proyecto a las obras de Le Corbusier o Mies son claras pero es de destacar que en 1952 aún no existía nada parecido a la Lever House. Arne Jacobsen posteriormente, utilizó esa misma estructura formal para su hotel en Copenhague. Lewis Mumford, sociólogo y urbanista estadounidense, describió a la Lever House en el New Yorker Magazine con estas elogiosas palabras: “dice de él todo lo que puede decirse, delicado, riguroso, elegante, con fachadas de vidrio, con pilastras de acero,… un logro impecable”.
(Más información aquí)
LEVER HOUSE (1951). Gordon Bunshaft (SOM). Fotografías: Rubén Sancho

2 Comentarios:

Blogger Paula M. dijo...

Por si os interesa: Sabíais que ... existe la Fundación SOM?

Desde hace casi 30 años, la misión de la Skidmore, Owens and Merrill Foundation es identificar y cultivar el talento emergente mediante el patrocinio de prestigiosos premios de viaje y becas de estudio a los estudiantes de arquitectura, diseño, ingeniería y diseño urbano. El objetivo es ofrecer oportunidades para profundizar la comprensión de las complejidades del entorno construido a los futuros líderes de las disciplinas del diseño.A través de la investigación y de viaje, les permite ampliar sus horizontes y alcanzar la excelencia en sus carreras académicas o profesionales.

Los programas de la Fundación SOM se financian a través de un fondo creado por los socios de la firma arquitectónica Skidmore, Owings & Merrill LLP (SOM).

Más información en:

http://www.somfoundation.som.com/content.cfm/foundation_home

3 de febrero de 2009, 16:06  
Blogger Álvaro García dijo...

Paula, yo no lo sabía y aunque no tiene pinta de que me vayan a becar como futuro lider de las disciplinas del diseño, habrá que estudiar el tema para ver que posibilidades ofrece. ¡Gracias por el enlace!

26 de febrero de 2009, 12:28  

Publicar un comentario

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Home